“Verde que te quiero verde”, así es esta habitación que se encuentra a pie del jardín que se encuentra en la planta baja. Si te fijas bien, podrás localizar a Nuevespigas en la acuarela de Casarabonela que domina una de las paredes, pintada por un artista local.